Yo y Groucho

Lo sé.  Lo de citar a Groucho Marx es un tema  re-que-te-sobado.  Pero … ¿ qué le voy a hacer si he esperado a tener casi

Groucho Marx, del libro publicado por la editorial Tusquets

32 años para leer su biografía? Groucho y yo. Una obra maestra. Una lección de vida. No hay que perder nunca el sentido del humor. A partir de ahora, somos Yo y Groucho.  Le llego a descubrir antes y me forro la carpeta del colegio con su fotografía, en lugar de la de Kirk Cameron. ¿Por qué la SuperPop no regalaba fotos de Groucho Marx en blanco y negro? Por fin tengo un ídolo de verdad.

Groucho, si te encontrase hoy por la calle te diría lo mismo que esa señora que se te acercó mientras paseabas por Chicago:

–          “Es usted, ¿verdad? ¿Es usted Groucho?”

(Tú asentiste con la cabeza)

–          “Por favor, no se muera. Siga viviendo siempre”

El deseo de la señora no se cumplió, evidentemente. Pero no importa, ya que cómo tú mismo explicas en tus memorias:

“La edad no es un tema especialmente interesante. Cualquiera puede envejecer. Lo único que se necesita es vivir lo suficiente”.

Otras citas que se quedan conmigo:

“Recuerda: este libro no tendría que ser vendido sólo en las librerías. Se podría vender en los supermercados, restaurantes, tiendas de artículos para la agricultura y autocines”.

“Yo podría escribir un clásico, si lo deseara, pero prefiero escribir para la gente sencilla. … Prefiero que me señalen por la calle y dijeran con admiración: “¡qué escritor más infame! Pero, ¿qué otro hay que regale un huevo frito y un saco de maíz con cada ejemplar de libros?”

Conclusión: la buena literatura no es arrogante ni complicada, es digerible para todos los públicos. ¡Fueeeraaaa escritores y periodistas pedantes que utilizan un lenguaje recargado,  lleno de vocabulario incomprensible y abarrotado de adjetivos!

“Me parece que ahora no hago más que escribir. Y quienquiera que haya escrito sabe que para escribir se necesita pensar. Y todo el mundo sabe que pensar constituye la manera más desagradable de pasar el día

Y por último, en el amor, también estamos de acuerdo…

“Detesto empezar a hablar del matrimonio, del amor y del noviazgo (creo que los he citado a la inversa, pero en realidad no representa gran diferencia, a menos que se esté enamorado)

Juajua jua

“El amor abarca una multitud de emociones y de actitudes. Creo que puedes amar a Dios, a un niño, al vecino (o a su esposa, elegir uno u el otro), e incluso a un chucho. Pero al amor matrimonial nunca se le define con claridad..”

“No hay duda de que el sexo es la fuerza responsable de la perpetuación de la raza humana. Si no existiese, la vida desaparecería en pocas décadas, lo que tal vez no fuese mala idea. Creo, sin embargo, que el verdadero amor aparece sólo cuando se han amortiguado las primeras llamaradas de pasión y quedan sólo las ascuas. Este es el verdadero amor, que guarda sólo una relación remota con el sexo. Sus partes integrantes son la paciencia, el perdón, la comprensión mutua y una gran tolerancia hacia los defectos ajenos“.

“El mejor banquete del mundo no merece la pena ser comido a menos que se tenga a alguien con quien compartirlo”. Y lo mismo ocurre con todas las experiencias compartidas…. No hay nada más espantoso que sentarse en un cine, sin nadie con quien hablar. Durante mis retiradas de la vida matrimonial, con frecuencia experimenté esta desagradable sensación”.

 

Gracias, Groucho. Me lo he pasado bomba conociéndote.

One thought on “Yo y Groucho

  1. marta November 22, 2011 / 10:04 pm

    quanta raó…

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s