San Judas el bueno

Agarrar el metro en hora punta en DF es una experiencia humana interesante. Sudas, sudan, te tocan, tocas. El detalle es que hay vagones exclusivos para mujeres, así que no hay que sufrir por que te toquen el culo. Quizás haya que sufrir por que te roben la cartera, pero el riesgo me ha parecido incluso menor que en Barcelona. Me han robado tres veces en esta vida. SIEMPRE en Barcelona.
El metro es sin duda la forma más rápida de llegar al centro desde Coyoacán, una de las colonias más agradables de la capital. Casas coloniales pintadas de colores, iglesias barrocas, plazas arboladas,  muchas librerías y calles adoquinadas. En el mercado hay puestos de tostadas y jugos de frutas, y los vendedores te animan a que tomes asiento. La oferta es tentadora, pero yo no estoy de humor. He perdido el foulard mientras deambulaba por los tenderetes y temo encontrarlo bajo restos de pollo o piel de aguacate. Era un foulard de marca, de mi madre. El segundo que le pierdo en lo que va del año. El primero lo perdí justamente en Madrid, en una fiesta donde por casualidad también estaba Edu, con quién he quedado hoy para comer. Edu es uno de los socios de Sexto Piso, una editorial mexicana, con sede en  Coyoacán y Barcelona. También es el culpable de  que pierda los foulards de mi madre.

image
plazoleta de Coyoacán

La central de Sexto Piso se ubica en una casita apareada con jardín, en una calle tranquila, con carril bici y niños en uniforme que regresan paseando de la escuela.  Edu me lleva a almorzar a una cantina cercana,  cuya dueña se desvive por explicarnos los platos del día. Pido chiles en nogada, un plato típico de septiembre, el mes patriótico, me explica la mujer, en tono afable. En teoría, los tres colores de la bandera de Mexico están representados en él.  “Los míos no pican”, me tranquiliza. Cuando los pruebo, me congratulo por haber elegido tan bien. Se trata de un plato hecho a base de chiles pueblanos (verde),  rellenos de picadillo y recubiertos de una salsa espesa, hecha con crema de leche y nueces (blanco). Unas cuantas semillas de granada espolvoreadas por encima aportan el toque dulzón, y  el color rojo. De postres, gelatina de yogur con mango.
Tras un largo paseo por Coyoacán ha llegado el momento de agarrar el metro. Por lo  menos 25 km separan esta colonia  del centro de la ciudad. El tráfico es espantoso y merece la pena viajar bajo tierra, en plan sardina. El boleto sólo cuesta 3 pesos, 18 céntimos de euro.
Me bajo en Hidalgo, cerca de la avenida Reforma, y me encuentro frente a una multitud que camina en todas direcciones, cargando con la estatua de un santo vestido con una túnica verde. Algunos decoran la estatua con collares y la sujetan en alto, otros la llevan bajo el hombro, como si fuera una baguette. Me fijo mejor y descubro que se dirigen hacia  la iglesia de San Hipólito, donde un cura lanza un sermón por un altavoz. “¿Es hoy un día especial?”, le pregunto a una mujer de rasgos indígenas, que agarra a su hijo de la mano. “Sí, claro, hoy es 28”. Su respuesta no resuelve mis dudas. ¿28?
“Es en honor a San Judas Tadeo”, me contesta un joven con chupa de cuero falsa y pantalones ajustados. Mi ignorancia religiosa es inmensa. “¿Y que tiene de especial este santo?” , le pregunto a tres jóvenes que fotografían a la multitud para hacer un documental.
“Es el patrón de las causas laboriosas, de las causas difíciles, por eso es tan popular. Es el Judas bueno”, me responde uno de ellos. Me piden el email y prometen enviarme una copia del documental. Una vez en casa, Google me desvela que San Judas Tadeo es el 28 de octubre, pero en Mexico hay peregrinación en su honor el 28 de cada mes.
Catolicismo enfermizo, tequila y violencia. Es mala suerte haber sido una colonia española.

image
el 28 de cada mes toca peregrinar por San Judas Tadeo
image
estatuillas de San Judas Tadeo. El catolicismo no tiene edades en mexico
image
tenderete de estatuillas de San Judas junto a la iglesia, Mexico DF
image
San Judas Tadeo vuela por encima de las cabezas de sus peregrinos

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s